• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.662 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Meteduras de pata en el doblaje y en la subtitulación (prefacio)

Los que nos dedicamos a esto sabemos que traducir no es fácil. De hecho, cuando nos metemos en terreno fanganoso donde entran en juego otros factores como es el caso de la traducción audiovisual, la terminamos de liar.
Para los que no sean muy duchos en esto, explico rápidamente las características que hacen que la traducción audiovisual sea todavía más difícil que la traducción normal:

En el caso del doblaje, hay que tener en cuenta:

  • el tiempo que se tarda en emitir la frase. La traducción nunca puede durar más que el texto original. Así que allá te las apañes para hacer que te cuadre la cosa.
  • y lo peor: el movimiento de los labios. Hay una figura que se llama ajustador o adaptador, que es el que se encarga de hacer que cada letra de la traducción cuadre lo máximo posible al movimiento original atendiendo a una serie de parámetros fonéticos. Es decir, que si en un primer plano se ve que el movimiento de los labios está pronunciando una efe, no puedes poner una palabra que empiece por “a”, por ejemplo, porque se notaría mucho.

¿Cuál es el problema? Sencillo: los adaptadores no suelen conocer la lengua origen, por lo que si tienes que hacer algún cambio, lo harán según su criterio, y qué más da si cambian el significado entero de la frase. La cosa es que los sonidos cuadren. Por eso, los traductores reclaman ejercer de traductor y adaptador al mismo tiempo, porque realmente no hay nadie más indicado que una persona que conoce las dos lenguas para hacer los cambios necesarios.

Os pongo un ejemplo muy claro a propósito del cual venía esta entrada. La famosa serie “Héroes”, primer capítulo de la primera temporada creo recordar, cuando la animadora decide tirarse desde un puente o algo así para dejar constancia en vídeo de sus poderes de regeneración. La perla era, hablando con el amigo que la graba: “¡Mírame, soy una friki!”

….. no comments…

En fin, los que sabemos inglés deducimos que eso viene de “freak”, que no es friki, sino monstruo. Evidentemente, si la chiquilla se tira desde una altura de X pisos y se regenera, tiene poco que ver con el concepto de “friki” que tenemos en mente en españo, que es “persona de apariencia o comportamiento fuera de lo habitual, interesada u obsesionada en un tema o hobby concreto en el que se considera fanático (otra acepción para “freak” en el idioma inglés).” (http://es.wikipedia.org/wiki/Friki).

En el caso de la subtitulación, lo difícil es condensar todo el mensaje en un número de caracteres que incluyen puntos, comas, espacios. En el cine, el máximo es de 40 caracteres. Para televisión, creo recordar que es un máximo de 30. El peligro de la subtitulación es que si alguien entiende la lengua origen y hay algo mal, la liamos de nuevo y casi todavía peor que en el caso del doblaje.

Un ejemplo. En este caso era en una subtitulación amateur (de fansub) de un capítulo de House. Está House mirando una alfombra en la que hay manchas de sangre. Palabras de House: There’s blood in that carpet. Subtitulación: Hay sangre en esa carpeta. Un poquito de por favor y atención al contexto, a la imagen y a los false friends. Es preferible buscar las cosas que parecen obvias a tener meteduras de pata de ese calibre.

Iré colgando más meteduras de pata de este tipo, que algunas son muy divertidas y otras sencillamente ni se entienden.

Hasta mi próximo post =D

Anuncios
Deja un comentario

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: