• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

    • Creía que el servicio de @ASM_oficial no podía ir a peor después de algunas malas experiencias con ellos, pero veo que me equivocaba... 2 months ago
  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.677 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

¿Debemos actualizar los grandes clásicos?

Pregunta absurda tal vez, pero creo que cierta asignatura de la carrera me está trastocando la cabeza con este tema xD.

El otro día en clase nos dijeron que un traductor francés ha traducido “El Quijote” al francés actual. En otras palabras, que ha actualizado la obra lingüísticamente cambiando todos los términos del español clásico original por términos que se usan hoy día.

Como podréis imaginar, esto ha sido aplaudido por algunos diciendo que ése es el camino que ha de seguir la traducción (la de modernizar las obras y adaptarlas al tiempo en que se están leyendo, obviando con ello la época en la que se escribieron al suponer que el público no va a entender de lo que se está hablando), y otros críticos en cambio han machacado esta decisión tachándola de todo menos bonita me supongo.

¿Un traductor tiene licencia para alterar el estado original de la obra o depende esta licencia de qué estemos traduciendo? Considero que una obra como El Quijote no se puede traducir a una versión actualizada. Si despojas a este clásico (o a cualquier otro de cualquier lengua) de su lenguaje y su forma de expresión, le estás quitando su valor histórico, cultural, lingüístico y significativo, y además lo haces poco creíble para aquellos que conocen que esa obra fue escrita en un período determinado de la Historia.

Es cierto que el simple hecho de traducir El Quijote ya supone un reto enorme, no sólo por lo alejado del castellano que usa con respecto al actual y el problema que ello supone al traductor, sino por la enorme carga significativa que encierra la obra. ¿Podemos cargarnos el significado de la obra al modernizarla? Yo creo que sí. Es como si decidiéramos traducir un poema simplemente por el significado obviando el cuidado y la atención que hay que poner a las palabras para “simplificar” lo que dice y que todo el mundo pueda entenderlo.

Los clásicos no son para entenderlos fácilmente, porque entonces no estaríamos hablando precisamente de literatura clásica (ni de poesía si decidiéramos simplificarla). Podéis discrepar, pero dadme una buena razón. De hecho, me estoy acordando ahora mismo de la película de Romeo + Julieta protagonizada por Leonardo DiCaprio y Claire Danes, vendría a ser algo por el estilo, sólo que esto en versión cinematográfica, ¿no?

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Pedro Benítez

     /  9 diciembre, 2010

    Yo creo, como tú, que no hay que actualizarlos.

    Con lo bonitas que son las cosas con esa pátina de antigüedad… 😀

    Responder

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: