• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.655 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Fraseologismos

Programando el otro día una actividad para la Bienvenida de la Universidad estuvimos buscando refranes para usar en unos marca-páginas que tuvieran un equivalente en español pero visto desde una perspectiva diferente. Al final se optó por el original francés Loin des yeux, loin du coeur, y buscando los equivalentes en otras lenguas descubrimos lo siguiente:

Inglés: Out of sight, out of mind.

Alemán: Aus den Augen, aus dem Sinn.

Árabe:البعيد عن العين بعيد عن القلب

Italiano: Lontano dagli oggli, lontano dal cuore

Español: Ojos que no ven, corazón que no siente.

Resulta curioso, ¿no? Las lenguas que podríamos denominar germánicas (inglés y alemán) hacen el dicho con “fuera de la vista/de los ojos, fuera de la mente”, mientras que las lenguas románicas lo hacen con “lejos de los ojos, lejos del corazón”. En árabe se hace como en las lenguas románicas, y sería interesante saber si esto viene tal vez por influencia de la dominación francesa.

Ya podemos distinguir a primera vista una primera diferencia: las lenguas germánicas hablan de “estar fuera de la mente”, mientras las románicas emplean “estar fuera del corazón”. Este pequeño detalle deja entrever en cierto modo los diferentes puntos de vista que pueda tener cada cultura, que en este caso además coincide con una localización geográfica concreta: la mente al norte, y el corazón (el sentimiento, las entrañas, la pasión) al sur, algo, si nos fijamos, propio del pueblo Mediterráneo.

¿Y qué pasa con el español? ¿Es que tenemos siempre que complicarlo todo? Lo que en todas las lenguas comparadas se hace con un esquema sencillito, nosotros tenemos que elaborar el equivalente con verbos de sentido. Pero efectivamente, éste es nuestro equivalente en español para este fraseologismo, y ante estos casos habremos siempre de buscar el equivalente, si existe, y no traducirlo al pie de la letra. Éste era sencillo, pero los hay complicados y mucho además, sobre todo cuando son específicos de la cultura de origen. Pero a eso dedicaré otro post, que va para largo y es un tema muy interesante…

Entrada siguiente
Deja un comentario

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: