• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

    • Creía que el servicio de @ASM_oficial no podía ir a peor después de algunas malas experiencias con ellos, pero veo que me equivocaba... 2 months ago
  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.677 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Resultados de la encuesta

Bueno, esta es otra de las entradas que tenía pendientes desde hacía tiempo: la publicación de los resultados de la encuesta que tengo colgada en el lateral del blog (acompañada por supuesto de su debida reflexión).

Estos son los resultados:

Resultados de la encuesta sobre poesía

No deja de resultar curioso que, con 59 votos, los resultados estén bastante igualados, y que la opción que despunta sea la de que la poesía no debería traducirse. Y esto me lleva a hacerme las siguientes preguntas: ¿Deberíamos entonces extender esto a las novelas y otras obras literarias? ¿Deberíamos asimismo extenderlo a los medios audiovisuales, series, dibujos animados, películas, etc., ya que al traducirlos estamos perdiendo parte de su “esencia” original? ¿Debemos privar entonces a aquellos que no tienen posibilidad de acceder a la lengua original de la lectura o la visualización de estas obras? ¿Y qué pasaría entonces con la difusión de obras en lenguas poco comunes, como las lenguas del Este y del Norte de Europa? ¿O como el árabe, el hebreo, el chino, el japonés con sus haiku…? Y luego el cómo hacerlo, retomando la poesía. ¿Debe el traductor adaptar el texto a la normativa española y cambiar la estructura de los versos y sus rimas? ¿Debe, por el contrario, mantener la forma original aunque ello no exista en español, y exponerse por tanto a desconcertar al lector amante de la poesía que desconozca la normativa que rige el texto original? Pero si lo adapta, ¿no dejará descontento con ello a aquellos que conozcan la normativa original y consideren una aberración la transformación de los versos?

¿Con qué opción os quedaríais vosotros?

Y para terminar, anuncio que publico una nueva encuesta: ¿sustituirán los traductores automáticos a los traductores de carne y hueso? Ahí dejo la pregunta.

Anuncios
Deja un comentario

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: