• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.655 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Traductores, gente con arte

Ayer me ocurrió algo que me impactó. Fui a darme de alta en la bolsa de trabajo de una localidad más o menos cercana y al decirle a la chica que era traductora e intérprete me miró y me dijo: “¿Traductora? Si eso tiene que ser dificilísimo, ¿no? Yo es que lo veo como algo imposible.”
Pero eso no quedó ahí. Comenzó comentándome que admiraba a todos los que trabajábamos con idiomas, porque es algo muy difícil de aprender y de mantener y, por el contrario, muy fácil de olvidar, y que ella se sentía incapaz de algo así. Después de este precalentamiento, se metió de lleno en sus impresiones sobre nuestro trabajo, en la tarea de los traductores: me habló sobre la teoría de la imposibilidad de la traducción, sobre lo difícil que debía ser casar diferentes estructuras mentales y concepciones del mundo entre dos lenguas para que el resultado quedara natural en la lengua de destino sin ser traidor a la lengua de origen y del rompecabezas que debía suponer tener en cuenta mil factores para consegir un buen resultado. Hizo una referencia concreta a los traductores que lidian con poesía, género que supone un reto por sus características especiales como son las cuestiones métricas y sonoras, y también hizo mención a los traductores literarios en general y al gusto que le daba leer una novela que estuviera tan bien traducida que prácticamente olvidaba que lo que estaba leyendo no era un original.
Concluyó sus impresiones afirmando que hay que ser un artista para jugar así con los idiomas y hacer posible algo que, de entrada, no podría darse teóricamente porque no se puede trasladar una forma de concebir el mundo a otra lengua que no tiene la misma concepción del mismo mundo. Básicamente, me resumió en unos 20 minutos-media hora todas las teorías que me tuve que empollar a lo largo de cuatro años de lingüísitica en la carrera. Y esta mujer no era lingüista. Todo lo que decía lo había extraído de su sentido común. Eran reflexiones puramente personales. No pude evitar sentirme halagada como profesional al ver que de verdad admiraba nuestro trabajo, que se sentía impresionada con lo que hacemos porque lo considera completamente imposible de llevar a cabo.

Y me sentí halagada porque esta es la primera vez que escucho un comentario de esas características de boca de alguien que no forma parte de nuestro círculo. Porque estoy harta de ver cómo menosprecian e infravaloran nuestro trabajo, cómo nos ningunean, cómo una gran mayoría piensa que cualquiera que “sepa un idioma” (y lo entrecomillo porque cualquiera que haya hecho un curso de 3 meses ya se considera “sabedor” de ese idioma) puede dedicarse a traducir, porque eso no tiene ninguna dificultad. Porque estoy cansada de que nos vean como a los últimos monos y que seamos poco más que “los chicos de los cafés”, como a algo de lo que se puede prescindir. Porque estoy hasta las narices de los comentarios tipo “no, si tengo un familiar que sabe inglés, ya le digo a él que me lo traduzca”. O en casos más graves como interpretación en los juzgados: “¿Que no hay disponible un intérprete de chino? Da igual, que la acusada que chapurrea más español interprete para su compañera” (esto es verídico, ocurrió en los juzgados de Madrid).

Este artículo va dedicado a todos vosotros, compañeros traductores. Porque ya sabéis que al menos una persona ajena a nuestro mundo valora nuestro trabajo como nos merecemos. Esperemos que haya más gente como ella, aunque yo aún no la he descubierto. Felicidades a todos por vuestra labor y a seguir trabajando para hacer posible lo imposible.

Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

10 comentarios

  1. Jesús Figueroa Salán

     /  24 septiembre, 2010

    Si es que los traductores sois muy vuestros: imponéis. Y más a los que somos de adentro de la piel de toro que no sabemos más idiomas que el castellano y el vallecano, eso sí….

    Besitos, Eva.

    Responder
  2. ¡Qué bueno! Normalmente la gente suele decir o bien “Uy, qué complicado” o “Entonces tu dominas el inglés, ¿verdad?” y dan por hecho que eres todopoderoso y lo puedes traducir todo.
    Viva nosotros!

    Responder
  3. Pues fíjate que el otro día conocí a una persona que me dijo lo mismo, que tenía que ser muy difícil traducir por la cantidad de significados que tienen las palabras y que seguro que tenía su arte. Bien por el gremio🙂

    Responder
  4. Adriana Fernández

     /  27 septiembre, 2010

    ¡Hola! ¡Qué lindo leerte! Soy Adriana… traductora, también. Suelo seguir todos los blogs posibles, pero nunca comento; ¡hasta ahora!… Me alegra enormemente saber que con el tiempo nuestra profesión ha ido ganando ese reconocimiento que se merece y que hemos esperado por tantísimos años. Hace unos meses tuve una experiencia similar. Me vi defendiendo mi profesión de un fulano que cuando le comentaba que soy traductora independiente, se dignó a decirme… “¿Y no sentís que has perdido tu tiempo estudiando eso?… Sin ánimos de ofender, cualquiera traduce ¿no?”. Uhhh! ¿qué les puedo decir?… Me hervía la sangre (he escuchado el mismo comentario de diferentes bocas quien sabe cuántas veces, y siempre siempre siento esa efervescencia interna que viene antes del madrazo). En esa ocasión, estaba con un amigo que en algún momento me había hecho ese mismo comentario… y dije: “Me va caer doble”. ¡Pero no! Mi amigo le respondió y le dijo… “¡Claro! Cualquiera traduce… Pero lo que ella haga sonará a violines, mientras que lo que vos y yo podemos hacer va a sonar a un “$)&%/ tarrerío de “·!)$”

    ¿De dónde vino semejante inspiración?… Había leído un libro “Los hermanos Karamasov”, y venía una frase sobre la traducción literaria (que aplica para todo en nuestro campo, me parece) que dice:

    “In trying to convey the essence of a literary work in another language, he[the translator] is in the position of a conductor of an orchestra of outlandish instruments asked to perform a classical symphony. He must first adapt the piece to the unfamiliar instruments and then guide his barbarous musicians through it. If he is tone-deaf in the language into which he translates, the effect may be like playing “The Moonlight Sonata” on a tin can.”

    ¡Saludos desde Costa Rica!

    Responder
  5. Maria Luna

     /  27 septiembre, 2010

    ¡Aleluya! ¡Existimos!

    Responder
  6. ¡Da gusto hablar con gente así, que no da por hecho que lo que tú haces puede hacerlo cualquiera auque no esté formado!

    Gracias por compartirlo, sí que sienta bien leer que al menos un par de personas en España aprecian la dificultad del oficio.

    Un saludo

    Responder
  7. Por eso yo tengo un lema: Traducir es un arte, no una ciencia. Por ello hay que confiar en la traducción humana y no la de la máquina🙂
    Una amiga mía, italiana, que habla español perfecto, italiano, inglés y un poco de japonés, me dijo lo mismo que te dijo a ti esta chica. Me comentó que es incapaz de hacer una traducción, que no consigue esa “objetivización” y que, por ello, cuando intenta traducir algo, se bloquea. Justo después de decirme esto me pidió si podía traducirle el currículum al inglés, ya que llevaba dos semanas intentándolo🙂

    Gracias por el escrito. Por darnos un poquito de ánimo a todos. A ver si la gente empieza a despertar. Por algo hay una carrera que se llama traducción. Por algo no dejan a cualquiera ejercer la abogacía ni firmar un documento notarial. Pues lo mismo pasa con nosotros y es así como debería ser.

    ¡Que vaya bien el día!

    Responder
  8. Qué de comentarios, y yo sin contestar…

    @Verónica: ni que lo digas, nos tratan como diccionarios con patas…

    @Pablo: secundo la moción: ¡Bien por el gremio! A ver si poquito a poco la gente empieza a estar más y mejor informada sobre nuestra labor🙂.

    @Adriana: ¡desde Costa Rica ni más ni menos! Me ha encantado tu comentario, tendré que memorizar la frase yo también, jajaja.

    @Maria Luna: empezamos a ver la luz al final del túnel… xD.

    @Litterate: pues sí, yo me quedé sorprendidísima. Porque estaba sentada, que si no me caigo de culo seguro… no me esperaba una reacción así para nada.

    @Curri Barceló: el ejemplo que pones del bilingüismo es genial. A ver si la gente se mete en la cabeza que no por ser bilingüe va a traducir mejor que el resto de los mortales… de hecho les cuesta más porque como bien dijo tu misma amiga, les cuesta mucho trabajo abstraer y separar las lenguas que tienen como maternas, y hacen muchas transferencias y calcos extraños.

    ¡Gracias a todos por comentar! ^^

    Responder
  9. Pedro Benítez

     /  8 diciembre, 2010

    ¡Qué alegría que se reconozca el esfuerzo!🙂

    Responder
  10. Francisca

     /  25 junio, 2012

    hola! me encanto el tema, me emocione…sobretodo eso de que por poco nos hacen traer el cafe. estoy haciendo mi practica de traducotra y no me dan nada con mi area, piensan que mientras tengan google traductor estan saldados y todo bn. o cuando le dices a alguien que eres traductora, de inmediato preguntan: a ver…dime algo en ingles? o q automaticamente piensen q una esta capacitada para dar clases. Tengo una profesora de la universidad q es bilingue, la mejor q he conocido en mi vida, ella es la primera persona q me ha dicho q ni con toda la experiencia y conocimiento q posee, se atreveria a traducir. un abrazo a todos los q ejercemos esta preciosa labor y agradecida de tener el talento de lograr ser un puente de conocimiento en este mundo

    Responder

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: