• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.661 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Los fansubs: el caso de traducciones (no tan) amateur

Los que sigáis este blog y le hayáis echado un vistazo al apartado de “Mis proyectos” habréis visto que una de mis aficiones es la traducción “amateur” de anime y manga, actividad más conocida como fansubbing o fansubeo.

¿Cómo me metí en ese berenjenal? Pues fue allá por el año 2007 que las clases de la universidad de aburrían soberanamente (un 99 % de teoría que por fortuna se subsanó en los dos últimos años) y yo sentía que necesitaba traducir. Y qué mejor manera de empezar que en un terreno que me gustaba, aunque fuera sin cobrar: traducir animación japonesa. Servidora se metió en el portal Mcanime y, rebuscando por el foro, encontré un rinconcito dedicado a los fansubs y a la búsqueda de personal por parte de estos, o incluso para poder ofrecerte tú para traducir. El administrador de AksFansub se interesó por mí, y me mandó una prueba de traducción y otra de corrección. Pasé las dos y estuve colaborando con ellos hasta mayo del 2010. En mayo el fansub cerró porque el administrador se fue a Canadá a estudiar, y al llegar finales de agosto me entró el mono de fansubbing y me fijé como meta entrar en Anime Underground. Les escribí, uno de los traductores se perdió del mapa y contactaron conmigo al poco tiempo para mandarme la prueba de traducción. La superé y ahí estoy, liquidando series a mitad y corrigiendo otras, disfrutando como una enana.

Ahora bien, el método de trabajo de AU no es precisamente el “convencional” que estamos acostumbrados a ver en los fansubs (plagados de faltas de ortografía con las que nos sangran los ojos, entre otras cosas). A raíz de esto, escribí un artículo para Tonos digital, la revista de estudios filológicos de la Universidad de Murcia, para actualizar el artículo que escribieron en el 2006 Pablo Muñoz Sánchez y Jorge Díaz Cintas (titulado “Fansubs: Audiovisual Translation in an Amateur Environment) y demostrar que, a día de hoy,  no todos los fansubs se mueven en un entorno de aficionados. Ayer se publicó mi artículo, titulado Los fansubs: el caso de traducciones (no tan) amateur, y puedo decir orgullosamente que podéis leerlo desde aquí :D.

Espero que si tenéis un ratito os lo podáis leer, y sobra decir que espero vuestros comentarios al respecto :). Mi próximo post irá de la mano del profesor de la Universidad de Vigo José Yuste Frías y su Grupo de Investigación Traducción y Paratraducción, que tienen material muy interesante.

Entrada anterior
Deja un comentario

18 comentarios

  1. ¡Acabo de leer tu artículo y me parece estupendo! Me alegro muchísimo siempre que un traductor profesional hace lo posible por dar a conocer este mundillo en el ámbito universitario. Es irónico que una actividad tan frecuente en Internet sea tan desconocida y poco estudiada académicamente hablando. Yo soy licenciada en Filología Inglesa, con formación paralela en traducción, y ahora estoy cursando un máster en traducción para el mundo editorial… pero también “fansubeo” anime en mis ratos libres, aunque en el máster suelo callármelo por considerar que es un tema delicado y sólo un par de profesores que me han “sonsacado” un poco y saben que lo hago se han mostrado realmente tolerantes y genuinamente interesados por el tema.

    En fin, me guardo tu blog en favoritos porque tratas temas muy, pero que muy interesantes, ¡un saludo! ^^

    Responder
    • ¡Muchas gracias por tu visita y tu comentario Lulú!
      Sí, el “fansubeo” es una actividad que apenas se da a conocer, creo que por razones obvias mayormente: no es una actividad profesional y por tanto, no interesa dar a conocer a los alumnos esta parte de la traducción audiovisual, además de que es una actividad llevada a cabo mayormente por gente que lo único que quiere es aportar su granito de arena porque “saben inglés”. Pero lo cierto es que es un mundo muy interesante desde muchos puntos de vista, así que haré lo posible por darlo a conocer desde aquí ^^.

      Responder
  2. Bueno, no tengo mucho más que decir, pues ya te dije toda mi (positiva) opinión por correo. 🙂 ¡Gran artículo, sigue así! 🙂

    Responder
  3. Muy muy interesante, Eva, tanto que voy a dejar de escribir lo que estaba escribiendo para mi blog para leerlo (ya estoy a medio leerlo) y comentar algunas cosas que has dicho.
    Y hablo desde mi punto de vista como traductor “medio” activo en este mundo, y todo en tono cordial 😛

    – 2.1
    “Límite de líneas” En verdad, más de tres líneas (contanto las Ndt en la parte superior) me parece demasiado. Yo intento no pasar de tres en el peor de los casos o partir las frases para evitar una acumulación de líneas avasalladora.
    En el siguiente cuadro de la tabla, es sobre la adaptación, es algo que se comparte a medias entre el traductor y el corrector, ¡pero el primero no puede desentenderse de eso!

    Más abajo en la cadena de trabajo, sincronización, por lo diferentes fansubs que he estado, nunca se han tomado los tiempos de otros, más que nada por el concepto de “tomar prestado”, y creamos siempre de cero todo.

    Como ves no son más que nimieces los detalles que he comentado, porque en general está muy bien, un artículo que explica el funcionamiento de los fansubs correctamente. Porque desde el ámbito “profesional” se tiene mala imagen de todos en general, al menos eso se deja entrever.
    Además, creo que no está muy bien haber escrito lo que he escrito, ¡que no quiero desmerecerte nada!

    PD: Enhorabuena por la publicación : )

    Responder
    • ¡Muchas gracias por pasarte por mi blog y por dejar tu comentario con las puntualizaciones! :). Es cierto que 4 líneas son demasiadas y de hecho yo creo que no lo he llegado a ver nunca puesto en práctica; esa información la encontré en una de las referencias que tomé a la hora de escribir el artículo y, ante la posibilidad, pues la dejé tal cual, que todo puede ser ;).
      Lo de la adaptación, me refiero a la adaptación de la longitud de la frase y cómo va a partirse en pantalla. Se eso se encargan los editores o, en su caso, se modifica en la fase de QC si vemos que una línea ha quedado demasiado larga :P.

      Sí, es cierto que se tiene muy mala imagen de este gremio, y de hecho hay quien ni la conoce. Por una parte lo veo normal, ya que la calidad no suele ser demasiado buena, pero por eso mismo quise escribir este artículo, porque no todos cojean del mismo pie. Espero que se animen muchos profesionales a leerlo y, al menos, conozcan un poquito mejor cómo funciona :). ¡Saludos!

      Responder
  4. Hola! Conocía el artículo de Pablo Muñoz y ahora he tenido la oportunidad de leer tu actualización… Muchas gracias por volver a tratar este asunto y ponerlo al día. El fansubeo, como lo llamáis aquí, me parece un tema muy peculiar por su esencia semi-clandestina… El hecho de que se ignore en el ámbito académico por su carácter no profesional me parece, paradójicamente, una falta de profesionalidad académica, ya que las facultades deben ser ante todo espacios de conocimiento. Gracias a bloggers como tú es posible mantenerse informado. Felicidades!

    Responder
    • ¡Hola! Muchísimas gracias por tu comentario y por leerte mi artículo, espero que lo disfrutaras :). Te doy toda la razón, a mí también me sorprende que este aspecto no llegue ni a tocarse como posibilidad, que al fin y al cabo, es una forma (muy amena, por cierto) de empezar a traducir y mostrar un trabajo ante la gente que puedes convertir incluso en experiencia ;).

      ¡Saludos y gracias de nuevo por comentar! ^^

      Responder
  5. Sin duda genial el artículo ^^ Y no es por nada, pero yo tengo tanto DVDs comprados de anime y episodios fansubeados, y, la verdad es que, para escucharlo en VO prefiero y con bastante diferencia un buen fansub (Como Aunder, BlackBeard,RedlineSP) que los subtítulos que incluyen estos DVDs

    Responder
  6. Me a gustado mucho tu articulo, explica muy bien los diferentes pasos del “arte” del “fansubeo”.
    Siempre he admirado el trabajo de los fansub, ademas de querer implicarme en ello, pero lamentablemente soy un mal estudiante xD mi nivel de ingles o mi gramatica de la lengua de cervantes es pesima.

    Un saludo.
    Pd: perdonar mis falta de ortografia 😛 ya os dare unas tiritas para esos ojos sangrantes.

    Responder
    • Muchas gracias por el comentario Rikus, ¡me alegra mucho que te haya gustado mi artículo! ^^

      Salvo por las tildes, el “ha” de “ha gustado” que le falta la hache, y el “perdonad” que es un imperativo y va con de, te aseguro que he leído cosas con una ortografía muuuuuchísimo peor, ¡sólo hay que cuidarla un pelín más! 😉

      Responder
  7. teriyaki

     /  9 febrero, 2011

    Me ha encantado el post y el artículo.
    Nunca he traducido para anime o manga pero sí lo hago para series de acción real de USA o UK. En el grupo en el que “trabajo” intentamos cuidar al máximo posible la traducción, la adaptación, la ortografía y por supuesto los tiempos (timming).
    Muchas veces se echan en falta un simple gracias por parte de los usuarios que descargan.

    PD: Se han dado casos de subtítulos de DVD que han sido sacados de la versión fansub, true story.
    PD2: Por si lo sabes, ¿cuánto tiempo tardarían cuatros traductores diplomados en traducir, adaptar, corregir y sincronizar un subtítulo de una serie de 40-45 minutos con unas 600-700 líneas? Lo pregunto por que no sé porque no se emiten las series USA/UK en España en VOSE 1 ó 2 días después de su emisión original y así no tener que descargar, subtitular, corregir, etc, etc…

    Responder
    • teriyaki

       /  9 febrero, 2011

      Perdón, he puesto diplomado y es licenciado. Un lapsus.

      Responder
    • ¡Hola Teriyaki, muchas gracias por tu comentario! Sí, es cierto que se agradece mucho cuando los usuarios lo agradecen, en nuestro caso tenemos suerte y, hasta ahora, siempre hay usuarios que nos dan las gracias por el trabajo que hacemos con cada capítulo o serie nueva que sacamos.

      Lo de que haya subs extraídos de una versión fansub, me lo creo sinceramente. Menos pelas que se tiene que gastar la productora. En cuanto a la pregunta que me haces… normalmente el traductor audiovisual profesional (contratado por una productora) no se encarga de hacerlo todo como pasa en los fansubs que trabajan con series de habla inglesa (yo al menos he visto que un capi lo sacan entre dos personas como mucho). El proceso con las productoras es lento porque puedes contar (o no) con un corrector/revisor de la productora y con una persona que se encargue solo de la adaptación, y cada uno tiene un plazo de trabajo a partir de que reciba el archivo. Solo con eso ya se pasa un tiempo, y aunque lo hiciera todo el traductor no creo que lo tuviera listo en dos días (a no ser que le paguen un pastizal por el encargo y no duerma porque le merezca la pena pegarse tal paliza). Claro que, aun así, y aunque fuera el traductor quien insertara los subs en el vídeo, eso tiene que mandarlo a la productora donde le hacen la revisión final antes de la emisión.
      Si quieres hacer las cosas deprisa y corriendo puede pasar como con el famoso último episodio de la serie Lost que emitieron en Cuatro en tiempo real con subtitulado simultáneo, y creo que el resultado fue bastante desastroso (cosa absolutamente normal xD).

      P.D.: si hay alguien que esté más metido en el tema de la traducción audiovisual profesional y nos puede confirmar o aclarar mejor estos datos, ¡bienvenido sea! 😀

      Responder
  8. Muy interesante el artículo, enhorabuena. No sabía que en el mundillo se hablara de “encodeado”. De toda la vida he pensado para mí mismo en “codificación”, pero se ve que estoy en minoría.

    Algunas prácticas ya las conocía desde la perspectiva del espectador, pero no deja de sorprenderme el curro que se pegan los grupos al traducir texto en pantalla en lugar de subtitularlo y punto. Me pregunto si esto no provoca que el espectador olvide en ocasiones que está frente a una cultura extranjera. Recuerdo en The Girl Who Leapt Through Time cuánto me chocó que apareciera traducido el texto de una pizarra. Afortunadamente, las notas del traductor que explican detalles culturales y que se quedan medio segundo en pantalla (visto y no visto, oye) me recuerdan que no, que todo pasa en Japón.

    En cualquier caso, me alegra saber que en los grupos de cierto nivel se tienen en cuenta estándares de calidad que poco tienen que enviar los de una empresa de traducción.

    Responder
  1. Cuando los caminos se tuercen… | El arte de traducir
  2. Del fansubbing a la subtitulación profesional

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: