• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.655 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Contra la pereza, ¡hibernación!

Hibernación... ¿?

Aunque el título bien podría referirse a las costumbres de (no) descanso de los traductores, este post no va a tratar sobre ese tema (aunque dejo la temática abierta por si a alguien le mola la idea y se la quiere apropiar :D).

Resulta que hará como cosa de un mes que comenté con otros compañeros que me daba mucha pereza tener que apagar el ordenador cada día al final de mi jornada laboral, sobre todo cuando estoy con proyectos que requieren tener 20 ventanas abiertas con el material de trabajo más 30 pestañas en el navegador correspondiente con diccionarios, glosarios, y páginas varias de referencia terminológica o temática. Ya no por tener que andar cerrándolo todo, sino porque al día siguiente me tocaba perder un mínimo de 15 minutos por tener que andar abriendo archivos, organizando el material y configurándolo todo de nuevo. Gracias a este comentario quejumbroso, me recomendaron que utilizara el modo hibernación. ¡Y qué gran descubrimiento, señores!

Lo primero que quiero aclarar (para los que no estén demasiado puestos en el asunto, como era mi caso) es que hibernar y suspender no es lo mismo. Con la hibernación, el ordenador guarda toda la información de programas y documentos abiertos en el disco duro y, a continuación, apaga el equipo. En cambio, el modo de suspensión es como usar el modo de pausa en un reproductor: se utiliza para ahorrar energía en periodos de inactividad cortos. Si queréis más información, os dejo el enlace al sitio web de Microsoft donde os lo explican con más detalle: Suspensión e hibernación – Preguntas más frecuentes.

El caso es que yo llegué a la oficina al día siguiente con toda la intención de poner en práctica el consejo al terminar el día, pero oh, ¿con qué me encuentro? En mi menú Inicio no aparece la opción Hibernar (en la oficina tengo un ordenador de sobremesa con  Windows Vista instalado, pero por lo visto mi versión no incluye la opción directa). Empecé a buscar por internet (servidora estaba empeñada en que ese día dejaba el ordenador hibernando sí o sí), y todo lo que encontré fueron comentarios y publicaciones en blogs varios rollo: «Abre el menú Ejecutar, ejecuta cmd e introduce el comando siguiente… blablabla… y así la opción Hibernación aparecerá en el menú Inicio». Tras probar con varias opciones de este palo y ver que la opción de hibernación seguía sin aparecer en mi menú, tiré de recursos propios para investigar por mi cuenta con algo de intuición. Así que niños, tomad nota si esto os pasa a vosotros también (este procedimiento es válido para Windows Vista y Windows XP, lo único que puede que cambie un poco el nombre de los menús): id a Inicio > Panel de control > Opciones de energía > Elegir el comportamiento de los botones de encendido. A continuación, en «Al presionar el botón de encendido», en la lista desplegable, seleccionad «Hibernar». Y ya tenéis configurado el ordenador para que, cuando presionéis el botón de encendido, el ordenador entre en hibernación. Y para que arranque, pues presionáis de nuevo el botón y hale, a funcionar por donde lo dejasteis ayer.

¡Espero que esto os sea de ayuda!

Entrada siguiente
Deja un comentario

33 comentarios

  1. No es mala idea y yo también lo hago cuando estoy con trabajos que me ocupan varios días. Eso sí, ten en cuenta que la hibernación crea una serie de copias en el ordenador que va consumiendo el espacio del disco progresivamente y acabará por ralentizarse.
    Así que, si utilizas esta opción con frecuencia, te recomiendo que de vez en cuando hagas uso de la opción “Liberar espacio en disco” (así se llama en Windows XP, no recuerdo el nombre en Vista).
    No sé si lo sabrías ya, si es que sí, me alegro; si es que no, pues una cosa más🙂.

    ¡Un saludo!🙂

    Responder
    • ¡Ay, Sandra, gracias! El caso es que el ordenador me va muy lento. Llevo hibernándolo desde hace un año, pero el disco duro lo tengo lleno solo en una cuarta parte… ¿Se supone que tengo que borrar el contenido de la carpeta de archivos temporales? Es lo único que se me ocurre, que el ordenador utilice esa carpeta cuando funciona y, al estar llena (o sobresaturada), vaya más lento…

      Responder
      • Hay varias utilidades que te podrían servir para que el ordenador te fuera más rápido, una de ellas es gratuita y te permite borrar archivos innecesarios, entre otras funciones (como limpiar el registro o programar qué quieres que se ejecute al inicio y qué no). El nombre de esto de lo que te hablo es CCleaner y lo tienes disponible aquí: http://www.piriform.com/ccleaner/download

        Espero que esto, junto al consejo de Pablo hagan que te vaya todo mejor🙂

        Responder
    • No, no lo sabía. En Windows Vista se llama igual, lo comprobé en la oficina =).

      ¡Saludos y gracias!

      Responder
  2. ¡Eso mismo me pasa a mí! ¡Y decir que por la palabra hibernación pensaba que te referías al gustito que da traducir cuando el portátil calienta las manos en invierno! Pero es verdad que cuando me llaman y digo que en cinco minutos lo dejo, al final por pura pereza esos cinco minutos se alargan….. y no dejo de traducir y de buscar documentación que ya que está todo bien ordenado para trabajar, da rabia tener que despagar las manos del teclado. Así que gracias por la aportación, porque la verdad es que siempre había asumido que hibernar y suspender eran lo mismo.
    Como siempre, Eva, ¡muy práctica!

    Responder
  3. Hola Eva, muy buen artículo. Por cierto, Sandra tiene razón en que la hibernación puede ocupar (y, de hecho, ocupa) mucho espacio, pues realiza una “foto” del estado de tu ordenador y la guarda en el disco duro. Pero, me temo que con la opción liberar espacio en disco, no se borra el archivo hiberfil.sys, que es donde se guarda la información de la hibernación. Creo que lo más seguro es desocultarlo y borrarlo a mano.

    Responder
    • Pablo: ¿quieres decir que crea un hiberfil.sys nuevo cada vez? No querría borrarlo y que, después, me diga que no puede hibernar porque falta algo🙂

      Me interesa mucho saber cómo evitar que mi ordenador vaya lento, puesto que tiene espacio de sobra, un buen RAM y ayer ya desfragmenté ambos discos duros, y sigue yendo lento.

      ¡Gracias!

      Responder
      • Hola, Curri: teóricamente, el archivo hiberfyl.sys debe crearse cada vez que le das al botón de suspensión, pero no puedo garantizártelo (en los portátiles tengo entendido que no debe hacerse). De todos modos, si tienes espacio de sobras y una buena RAM, no es necesario que borrres nada, pero es raro que te siga yendo lento.

        Las razones de que un ordenador vaya lento pueden ser muchas: pero una que se olvida frecuentente es el sobrecalentamiento de la CPU (los ventiladores hay que impiarlos), pero puede ser cualquier otra cosa, como no borrar loas archivos temporales inservibles durante mucho tiempo, ,spyware, etc.

        Puedes probar con la versión gratuita de Advanced System Care a ver si mejora.: http://download.cnet.com/Advanced-SystemCare-Free/3000-2086_4-10407614.html?part=dl-6271865&subj=dl&tag=button
        Si no, lo desinstalas.

        Responder
        • Tengo una plataforma con ventilador de esas, supermagnífica, hasta el punto que en verano me refresca y todo. He eliminado hace nada 1 GB de archivos temporales (y demás porquerías), no tengo virus (pasé el Malwarebytes, recomendado por varios “fofimáticos” este finde por si acaso, y salió limpio, he desfragmentado ambos discos duros (que solo estaban un 11% fragmentados la semana pasada, cuando me quejaba de esto) y me sobran como 160 GB en un disco duro (el principal) y 200 en el secundario. Vamos, que en teoría, tendría que ir estupendamente🙂 Lo único que me falta es formatearlo, ya que tiene dos años y recomiendo reformatearlo cada año o año y medio. Probaré el programa que me dices. Gracias, Pablo🙂

          Responder
    • Gracias por la información, lo tendré en cuenta para eliminar los archivos periódicamente =).

      Curri, ya te respondí por Facebook las opciones para la lentitud del ordenador. De todas formas, me dijo mi novio que sí, que borraras los archivos de hibernación, que no pasaba nada y que seguramente eso es lo que hace que te vaya lento =). Y que te mires la opción de los SSD, jiji.

      Responder
  4. Buenos días!
    Me ha parecido muy interesante porque yo también lo descubrí hace poco. Yo la utilizo sobre todo porque como voy a clase por las tardes (¡viva la UA!) tengo que repartir mi tiempo entre la mañana y la noche.
    Un saludo🙂

    Responder
  5. Zoeshiva

     /  17 febrero, 2012

    Con Vaio sólo tienes que bajar la tapa del portátil, al día siguiente la vuelves a abrir y tienes todas las ventanas abiertas tal como las dejaste, ideal!

    Responder
  6. Creo que en los mac basta con bajar la tapa, tarda aproximadamente 3 segundos en volver a abrirse al abrirla de nuevo. ¡Es una gozada!

    Responder
    • Esto que decís, tanto Mercedes y Zoeshiva, no es hibernarlo sino ponerlo en suspensión. En todos los ordenadores portátiles, al bajar la tapa, te hace eso. Y cuando hibernas un ordenador, no tarda 3 segundos en encenderse ni de coña. Por muy Mac que sea😉
      Yo también creía que estaba hibernando mi portátil cuando bajaba la tapa, hasta que un informático me explicó la diferencia. Una buena prueba es bajando la tapa y, cuando se “apague”, le quitáis la batería y la volvéis a poner. Si el ordenador se ha vuelto a reiniciar desde el principio, es que estaba en suspensión. Si no, es que estaba hibernado.🙂

      Responder
      • Curri tiene razón. Es más, podéis comprobarlo si os vais a Panel de control > Opciones de energía > Opciones avanzadas. Si os fijáis en el apartado “Cuando cierre la tapa de mi equipo portátil”, veréis que está en “Suspensión” (a mí me da como opciones de configuración “Suspensión” y “No hacer nada”).

        Para habilitar el modo hibernación, tenéis que ir a la pestaña “Hibernación” y activar la casilla correspondiente (yo uso Windows XP en mi portátil, en Mac no sé cuál es la disposición de las opciones). Lo que no sé es cómo entra en modo hibernación al activar esa casilla, si será por inactividad o al presionar el botón de encendido…

        Responder
      • Los Macs tienen algo bastante bueno, creo que disponible desde que salió Lion: aunque tengas un montón de programas y ventanas abiertas, puedes apagar el ordenador de forma normal, sin cerrar ningún programa antes; al encenderlo, cuando termine de arrancar volverá a cargar todas las aplicaciones, ventanas y documentos abiertos. Además, también está la nueva función del sistema operativo que restaura el estado de las aplicaciones al volver a abrirlas.

        Responder
  7. Fermín

     /  27 febrero, 2012

    Con esta entrada he recordado lo útil que era hibernar el ordenador para luego ponerme a hacer cualquier tarea. Lástima que la desactivara para que el ordenador consumiera menos memoria, pero me da que la voy a activar de nuevo.

    Responder
  8. Juan R.

     /  8 marzo, 2012

    Hola a todos.
    Eva, respecto a lo que dices de que te da pereza el cerrar ventanas y pestañas: no sé qué navegador utilizarás, pero yo en Google Chrome me instalé una extensión que es Tab Cloud, la cual te permite guardar una ventana (más de una) con todas las pestañas que tengas en ella y volverla a abrir cuando quieras. Así no tienes que andar marcando cada url de cada página que tengas en cada pestaña como favorito. Espero que te sirva.

    Responder
    • Hola Juan,

      ya no es solo por las pestañas del navegador, sino por todos los programas y documentos que necesito tener abiertos para trabajar (glosarios, multiterm, internet, instrucciones, hojas de excel, diccionarios electrónicos, documentos originales…)

      Gracias por la recomendación de todas formas, ¡me será muy útil cuando solo tenga abiertas pestañas del navegador!

      Responder
  9. También tienes la opción de “Suspensión híbrida” (solo W7 y Vista), que es la que uso en mi PC de escritorio. Cuando le das al botón de apagado, hace una copia de la RAM a disco. O sea, como la hibernación. PERO siempre que pueda, se recuperará como si fuera de una suspensión (rápido) en lugar de una hibernación (lento). Si hay un corte de corriente, entonces no perderás datos, pues volverá de una hibernación. Juraría que si pasa mucho rato en este estado, se apaga del todo para ahorrar energía y vuelve de la hibernación, pero esto último es una percepción mía, no he encontrado documentación que respalde esta sensación mía.

    Por cierto, en Vista y W7 la hibernación no está activada de serie porque ha sido reemplazada por este sistema, que en principio es má mejó.

    Responder
  10. Yo desde hace años utilizo esta técnica para cuando apago el ordenador (o mejor dicho, no lo apago) al final del día. Se ahorras por lo menos 10 minutos cada día. Aunque a veces te tienes que obligar a tí mismo a cerrar esas “20 ventanas” que tienes abiertos de vez en cuando. Sobre todo las pestañas!

    Responder
  11. Dan

     /  9 mayo, 2012

    Interesante tu blog Eva, la verdad es que siempre me ha pasado que tengo más ventanas y/o pestañas abiertas de la cuenta, nunca me había puesto a pensar en encontrar una aplicación que me ayude a guardarlo todo. y he pasado más de algún mal rato haciendo uno o dos veces lo mismo si el sistema se cae. bueno voy a probar con lo que aconsejas a ver si resulta.
    gracias

    Responder
    • Gracias, Dan. Juan R. hablaba más arriba de la aplicación Tab Cloud, que te puede resultar muy útil ante caídas del sistema para las páginas de Internet. Si tenemos la mala suerte de que el sistema se va a freír espárragos (por un corte de luz, por ejemplo) y estamos trabajando, me temo que no nos queda otra que abrirlo todo de nuevo cuando volvamos a arrancar el equipo (la hibernación hace la copia solo a la hora de apagarlo).

      ¡Saludos!

      Responder

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: