• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.655 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

La neutralización en proyectos a largo plazo

En muchas ocasiones, al empezar un proyecto con plazos muy ajustados, no prevemos los posibles problemas que pueden surgir a largo plazo. Pongamos, por ejemplo, que un cliente nos envía cientos de productos relacionados con el mundo de la moda, con muchas repeticiones y características comunes a distintos productos y para diferentes públicos. En un primer momento, en el proyecto trabajan varios equipos que no se comunican entre sí, y la TM principal se va alimentando con lo que hacen unos y otros, y cuando mandan lotes nuevos, ya aparecen aplicadas traducciones de cada uno de los equipos, con cosas mejor y peor traducidas.

Pero no quiero irme por las ramas. Imaginaos que estáis traduciendo y en un archivo salen unos pantalones, con característica «Cropped» en la descripción en un segmento individual (aquí serían «Pesqueros»). Lo traducimos como «Pesqueros» y a correr. A los dos meses, nos encontramos en otro lote un archivo en el que se describe una chaqueta, con característica… ¡Oh, sorpresa! Aparece «Cropped» y, por supuesto, con la traducción correspondiente ya aplicada («Pesqueros»). Pero una chaqueta no puede ser «Pesqueros»; hay que cambiar la traducción para darle el significado que le corresponda a la palabra en este contexto. Ya empezamos a liarla, porque sustituimos una traducción por otra en la TM y, en el próximo lote  que nos manden, ahora el «Cropped» de los pantalones aparecerá con la traducción que le asignemos ahora a la chaqueta. Bonito cacao, ¿verdad?

Otro ejemplo: nos encontramos unos pantalones «Long». «Largos», ¿verdad? Pero en el mismo lote aparecen varias faldas que también son «Long». Pues nada, toca cambiar el género y volvermos a lo mismo de antes: lío asegurado y más modificaciones para futuros lotes.

El mismo problema nos encontramos con adjetivos como «Plain» y «Printed», por ejemplo, muy comunes en estos textos, así como con productos en cuya descripción no especificaba el público objetivo. En este último caso, mi tendencia es traducirlo de acuerdo con el sexo de la persona a la que va destinado el producto; es decir, si son unas medias, por ejemplo, pues traduzco con adjetivos de género femenino («fresca», «seca», «cómoda»…). Luego resulta que ese mismo texto aparece en un artículo para hombre, porque en inglés la formulación es neutral y vale igual para uno que para otro, pero una, en su afán de dejarlo lo más bonito posible, pues no ha caído en la cuenta de neutralizarlo antes. Para que lo veáis más claro, me refiero a frases del tipo: «This technology will keep you dry all day long», que puede salir igual en una camisa de mujer que en un pantalón de hombre. Y os aseguro que es un incordio tener que estar pendiente de estas fórmulas para andar cambiando género y número cada vez.

El caso es que comenzamos a darnos cuenta de esto cuando llevábamos ya unas cuantas miles de palabras hechas. Al principio, íbamos modificando los errores conforme los encontrábamos, pero después nos dimos cuenta de que aquello no era rentable y suponía además una absurda pérdida de tiempo. Así que decidimos empezar a neutralizar todo lo posible para ahorrarnos más conflictos y para evitar que los errores se siguieran replicando en los 100 % de futuros lotes.

Ahora bien, ¿cómo neutralizar todo esto? Pues, desde luego, la mejor solución era añadir palabras, sustantivizar y, en algunos casos, modificar un poco el mensaje para quitarle todo atisbo de género:

– Trousers > Pantalones > Pantalón (fuera problema de número)

– Long > Largo, largas, Largos, Largas > Diseño largo

– Printed > Estampado, Estampada, Estampados, Estampadas > Diseño estampado

– Cropped > Pesquero (pantalón), Corta (chaqueta) > Diseño recortado

– This technology will keep you dry all day long > Te mantendrá seco/seca > Olvídate de esa molesta sensación de humedad las 24 horas con nuestra tecnología

Otro problema es el de la polisemia de palabras que resultan comunes a todos los archivos. Por ejemplo, «loop» puede ser lengüeta, tirantillo (en zapatos) o trabilla (en camisas y cinturones); «shorts» puede ser una braguita tipo culotte o un pantalón corto; «wrap» puede ser una bata, un chal o un arrullo para bebé… Aquí ya no nos queda más remedio que tener una lista anotada para hacer búsquedas (manualmente o con xBench) una vez que terminemos de traducir. En mi caso, tengo una lista preciosa en xBench con las traducciones más conflictivas para pasarle un QA antes de hacer las entregas y enviarlo así lo más pulido posible.

Por tanto, desde mi experiencia, os recomiendo:

  1. Estudiad bien el contenido del proyecto. Si sabéis que es un trabajo voluminoso a largo plazo, os merecerá mucho la pena pararos unos minutos a estudiar si hay alguna decisión de traducción que pueda suponer un problema en el futuro.
  2. Si sabéis que hay más de un equipo trabajando en el mismo proyecto, pedidle al PM que os ponga en contacto con ellos para poder tomar decisiones de traducción en conjunto. Google Drive os puede facilitar mucho la vida para crear documentos compartidos donde anotéis errores que hayáis cazado durante la revisión, así como unificaciones terminológicas.
  3. Crearos desde el principio una lista de términos polisémicos que no podáis neutralizar para tenerlos controlados, y
  4. Reservad un tiempo prudencial para hacer búsquedas antes de entregar. Así, vuestro trabajo tendrá mayor calidad.

Y vosotros, ¿os habéis encontrado con algún proyecto de características similares? ¿Os habéis dado cuenta desde el principio de este problema? ¿Cómo habéis procedido?

Deja un comentario

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: