• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

    • Menuda vergüenza de servicio de envío online el de @leroymerlin_es. Desde el miércoles pasado esperando y solo recibimos largas. 2 weeks ago
  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.665 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Extensiones de productividad: TabHamster

¡Hola a todos! Me gustaría empezar con una serie de entradas dedicadas a extensiones que pueden ayudarnos a aumentar nuestra productividad en las pequeñas acciones repetitivas del día a día. Y como primera propuesta, he decidido hablaros de TabHamster, una extensión muy sencilla que no requiere ningún tipo de configuración más allá de instalarla y empezar a usarla como locos.

tabhamster

Icono de TabHamster

 

Seguro que tenéis clientes o proyectos para los que tenéis que abrir siempre el mismo grupo de pestañas, y resulta un incordio estar abriendo recurso a recurso, pestaña a pestaña. Si bien hay navegadores que permiten guardar grupos de pestañas, tienen el inconveniente de que solo permiten guardar una configuración. TabHamster es una extensión para Chrome y Opera creada por el desarrollador Michael Onikienko que permite guardar varias configuraciones de pestañas abiertas como grupo, y os puedo asegurar que soy muy feliz desde que descubrí esta maravilla porque me ahorra un montón de minutos entre que abro pestañas, tecleo la URL o busco entre mis marcadores. Solo tengo que abrir una ventana y, en dos clics, tengo abiertos un montón de recursos en el navegador.

Ventajas:

  • Los grupos de pestañas se guardan en el espacio de almacenamiento para sincronización. Esto significa que podéis acceder a vuestros grupos guardados con tan solo iniciar sesión en el navegador (al menos en el caso de Chrome, no sé cómo será en Opera).
  • Permite asignar nombres a los grupos.
  • Permite añadir y editar pestañas, así como mover grupos o eliminarlos.
  • Guarda las sesiones de trabajo, lo que permite abrir una serie de pestañas que hayamos usado (y no estén guardadas como grupo) con un solo clic.

Inconvenientes:

  • Las sesiones no se sincronizan.
  • El tamaño del espacio de sincronización es limitado, pero se indica el porcentaje utilizado en la aplicación.
  • Existe un límite en el tamaño de la información que se guarda en cada grupo (entre 17 y 24 pestañas, que tampoco está mal).

Y poco más tiene que contar. Como os decía, es muy sencilla y muy práctica. Si queréis compartir alguna aplicación parecida en la sección de comentarios, sois más que bienvenidos :).

Cómo fusionar memorias en TMX con Olifant

¡Feliz año a todos! Después de un parón bastante largo, empiezo el año con una breve entrada sobre cómo fusionar memorias en TMX con Olifant, una aplicación de Okapi Framework que descubrí gracias a esta entrada de José Manuel Manteca y que me vino a las mil maravillas para terminar un proyecto que tenía entre manos.

Os pongo en situación: estaba con un proyecto de alineación con WinAlign. WinAlign empezó a darme errores y problemas de todo tipo al exportar el proyecto, y tras muchas lágrimas fruto de las realineaciones automáticas que me hacía WinAlign al volver a cargar los pares de idiomas durante la exportación (me daba un error que decía que tenía que volver a alinear los pares porque los archivos habían sufrido modificaciones, cuando yo no había modificado nada), decidí ir a lo seguro: exportar por pares de archivos conforme iba terminando las alineaciones individuales y luego fusionarlo todo.

La primera herramienta que encontré para hacer la fusión fue TMXMerger, un producto de OmegaT. TMXMerger es un ejecutable en java; abre una línea de comandos en la que se especifican el nombre del archivo ejecutable, las memorias que se quieren fusionar y el archivo resultante, pero yo no conseguí ejecutar el .jar. Después de perder alrededor de una hora buscando la forma de hacerlo funcionar, decidí buscar una alternativa. Tenía que haber otro programa que me sirviera para lo mismo y fuera más sencillo.

Y, efectivamente, llegué hasta Olifant. Me descargué la aplicación (se puede instalar sin necesidad de tener instalado ningún otro programa de Okapi Framework) y tengo que decir que, además de sencilla, es rápida y funciona a las mil maravillas. Así que aquí tenéis un pequeño tutorial: (más…)

Funciones de Excel para traductores (II)

Bueno, pues tras la primera entrega de Funciones de Excel para traductores, no quería terminar esta semana sin añadir una breve segunda parte con algunas funciones más que pienso que también os pueden resultar útiles.

Ordenar información

Función utilísima para ordenar, por ejemplo, los términos de un glosario por orden alfabético, de fecha, por colores de celda… Además, podemos ordenar también en función de varios criterios, como por ejemplo, que nos ordene alfabéticamente en función de una columna, pero que ordene a su vez por fecha de adición. Para ordenar listas es imprescindible que toda la lista contenga el mismo tiempo de elementos (es decir, que si hacemos una lista que contenga los meses del año, no podemos añadirle los días de la semana). Además, las listas tienen que llevar encabezados, porque si no, no podemos proceder a la ordenación de los elementos. Si queréis ordenar por orden alfabético, solo tenéis que seleccionar la primera celda cuya columna queráis ordenar, os vais a la pestaña «Datos > Ordenar y filtrar» y seleccionáis AZ o ZA, en función de vuestras necesidades. Si queréis ordenar varios criterios, solo tenéis que seleccionar la orden Ordenar y configurarla en función de los criterios que queráis aplicar:
(más…)

Herramientas multifunción: Total Commander

Hoy voy a hablaros sobre una herramienta gratuita que os puede facilitar un poco la vida si no la conocéis aún.  Se llama Total Commander y yo la uso fundamentalmente para 3 cosas: para conectarme al FTP de los clientes, para hacer traspasos de archivos en paralelo entre 2 carpetas y para comprobar que no me dejo archivos por el camino en entregas muy grandes, función que tal vez sea la más atractiva.

Total Commander funciona en entorno Windows (incluido Windows 8), Apple e incluso Android y Windows Mobile. Es un shareware que podemos seguir usando aunque no lo adquiramos pasado el periodo de prueba (en la página pone que tienes un periodo de 30 días y que luego  pides la versión full, o lo desinstalas. Yo sigo usándolo después de un montón de meses sin problema, lo único que nos aparece una ventanita cada vez que ejecuto el programa que dice: «Versión de prueba. Pulsa el botón x para continuar». A mí no me molesta, pero en caso de que a vosotros sí, siempre estaréis a tiempo de pagar. Para los interesados, el precio es de 32 euros).

Como os decía, yo lo uso fundamentalmente para 3 cosas: conectarme al FTP de los clientes, traspasar archivos en paralelo entre carpetas para organizar mejor los archivos de las entregas sin liarla parda con los traicioneros copia-pega y para comprobar los archivos que me faltan cuando veo que no me cuadran las cantidades de archivos en un proyecto de los traducidos con respecto a la carpeta original. Os aviso de que este programa tiene muchísimas funciones más, pero no he tenido tiempo de ponerme a investigar a fondo. (más…)

Solución al problema de macros deshabilitadas (Trados Workbench + MS 2010)

Sé lo que pensáis, pero no: el post empieza por «Solución a» sin que haya una publicación previa de explicación del problema porque lo voy a hacer todo del tirón.

Resulta que, en la entrada en la que explico cómo cargar la plantilla de Trados en MS Office 2010, Leo Barreda, uno de los lectores de este blog, pidió ayuda en relación con un problema que le surgió tras cargar la plantilla de Trados Workbench en Word 2010: cada vez que abría el documento, tenía que cargar la plantilla y, para colmo, al intentar abrir los segmentos le daba un error de macros deshabilitadas. (más…)

Trados, etiquetas, texto oculto y (no más) quebraderos de cabeza

Aunque en un principio iba a crear esta entrada como la cuarta entrega de Consejos para no liarla parda, al final he decidido publicarla como un post semitécnico dedicado a las etiquetas de Trados Workbench con algunos secretillos que, aunque imagino que muchos ya los conoceréis, creo que pueden resultar muy útiles a la gente que aún está estudiando o que está empezando en el mundo de la traducción y no conoce la plena funcionalidad de las herramientas que utiliza (o que le están enseñando a utilizar).

Vamos a por la primera parada: trabajar con un documento de Word y con Trados Workbench. Existen una serie de marcas que no podemos ver pero que tendemos a cargarnos irremediablemente, lo que da como resultado una serie de problemas como que no podamos limpiar el documento o que no nos deje cerrar un segmento (o abrir el siguiente). Dichas marcas son las que os indico en la captura (más…)

Contra la pereza, ¡hibernación!

Hibernación... ¿?

Aunque el título bien podría referirse a las costumbres de (no) descanso de los traductores, este post no va a tratar sobre ese tema (aunque dejo la temática abierta por si a alguien le mola la idea y se la quiere apropiar :D).

Resulta que hará como cosa de un mes que comenté con otros compañeros que me daba mucha pereza tener que apagar el ordenador cada día al final de mi jornada laboral, sobre todo cuando estoy con proyectos que requieren tener 20 ventanas abiertas con el material de trabajo más 30 pestañas en el navegador correspondiente con diccionarios, glosarios, y páginas varias de referencia terminológica o temática. Ya no por tener que andar cerrándolo todo, sino porque al día siguiente me tocaba perder un mínimo de 15 minutos por tener que andar abriendo archivos, organizando el material y configurándolo todo de nuevo. Gracias a este comentario quejumbroso, me recomendaron que utilizara el modo hibernación. ¡Y qué gran descubrimiento, señores!

Lo primero que quiero aclarar (para los que no estén demasiado puestos en el asunto, como era mi caso) (más…)

La posedición

Ya tenía pensado dedicar una entrada a esta modalidad dentro de los encargos de traducción, pero la entrada de Ana Fuentes en su blog “No disparen al traductor” sobre la traducción automática me ha terminado de poner en bandeja este post.

Al final de su entrada, Ana nos hace un pequeño apunte sobre la calidad final resultante de las traducciones automáticas, donde nos dice que “el cliente será el que dicte si es necesario invertir o no en una traducción óptima, o si le es suficiente con el resultado generado por traducciones automáticas”. Pues bien, la posedición es precisamente el resultado de no querer renunciar a una traducción de calidad partiendo de la base de una traducción automática. Es decir, que la posedición es ni más ni menos que un control de calidad final que realiza un traductor sobre una traducción automática dada por el cliente.

(más…)

Más vale guardado en mano…

¿Os sentís reflejados? xD

Supongo que la mayoría de vosotros ya tendréis activado el chip de guardar cada 2 minutos el documento en el que estáis trabajando. Yo confieso que he sido de las que se ha podido tirar horas escribiendo en Word sin guardar el documento por perrería pura y dura… por lo que no es de extrañar que haya pasado por todas las situaciones habidas y por haber de catástrofes informáticas con consecuencias que casi rozan lo traumático: que se corte la luz, que salte el automático, que se te bloquee el sistema operativo o el programa con el que estás trabajando, que aparezca esa hermosa pantalla azul con letritas blancas o que se quede la pantalla de un solo color sin saber el porqué son algunas de las “gracias” con las que yo me he encontrado en una de esas en las que llevaba horas sin guardar el documento. (más…)