• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

    • Menuda vergüenza de servicio de envío online el de @leroymerlin_es. Desde el miércoles pasado esperando y solo recibimos largas. 1 week ago
  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.665 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Herramientas de control de tiempo: Paymo

Hoy sigo con las entradas dedicadas a herramientas para nuestro trabajo diario. Seguro que más de una vez habéis tenido que controlar cuántas horas pasáis trabajando en un proyecto para luego facturárselo a un cliente. En esta ocasión voy a hablaros de Paymo, y en la próxima entrada «destriparé» otra de las herramientas de control de tiempo que suelo utilizar últimamente.

Paymo

El uso de esta herramienta en línea era gratuito hasta hace muy poquito tiempo. Ahora es de pago por mes (4,95 $ la cuenta básica y 9,95 $ la cuenta Plus), pero Paymo ofrece probarlo gratis con una cuenta limitada para que comprobéis si cumple con vuestras expectativas (podéis ver los detalles aquí). Por supuesto, lo que aquí describo es el uso gratuito/de pago básico; imagino que la cuenta Plus incluirá otra serie de funcionalidades.

El panel del usuario tiene este aspecto:

paymo

A primera vista parece muy sencillo, y no, no es una ilusión. En realidad es muy intuitivo, pero voy a desglosarlo para mostrar grosso modo las posibilidades que ofrece:

(más…)

Extensiones de productividad: TabHamster

¡Hola a todos! Me gustaría empezar con una serie de entradas dedicadas a extensiones que pueden ayudarnos a aumentar nuestra productividad en las pequeñas acciones repetitivas del día a día. Y como primera propuesta, he decidido hablaros de TabHamster, una extensión muy sencilla que no requiere ningún tipo de configuración más allá de instalarla y empezar a usarla como locos.

tabhamster

Icono de TabHamster

 

Seguro que tenéis clientes o proyectos para los que tenéis que abrir siempre el mismo grupo de pestañas, y resulta un incordio estar abriendo recurso a recurso, pestaña a pestaña. Si bien hay navegadores que permiten guardar grupos de pestañas, tienen el inconveniente de que solo permiten guardar una configuración. TabHamster es una extensión para Chrome y Opera creada por el desarrollador Michael Onikienko que permite guardar varias configuraciones de pestañas abiertas como grupo, y os puedo asegurar que soy muy feliz desde que descubrí esta maravilla porque me ahorra un montón de minutos entre que abro pestañas, tecleo la URL o busco entre mis marcadores. Solo tengo que abrir una ventana y, en dos clics, tengo abiertos un montón de recursos en el navegador.

Ventajas:

  • Los grupos de pestañas se guardan en el espacio de almacenamiento para sincronización. Esto significa que podéis acceder a vuestros grupos guardados con tan solo iniciar sesión en el navegador (al menos en el caso de Chrome, no sé cómo será en Opera).
  • Permite asignar nombres a los grupos.
  • Permite añadir y editar pestañas, así como mover grupos o eliminarlos.
  • Guarda las sesiones de trabajo, lo que permite abrir una serie de pestañas que hayamos usado (y no estén guardadas como grupo) con un solo clic.

Inconvenientes:

  • Las sesiones no se sincronizan.
  • El tamaño del espacio de sincronización es limitado, pero se indica el porcentaje utilizado en la aplicación.
  • Existe un límite en el tamaño de la información que se guarda en cada grupo (entre 17 y 24 pestañas, que tampoco está mal).

Y poco más tiene que contar. Como os decía, es muy sencilla y muy práctica. Si queréis compartir alguna aplicación parecida en la sección de comentarios, sois más que bienvenidos :).

Contra la pereza, ¡hibernación!

Hibernación... ¿?

Aunque el título bien podría referirse a las costumbres de (no) descanso de los traductores, este post no va a tratar sobre ese tema (aunque dejo la temática abierta por si a alguien le mola la idea y se la quiere apropiar :D).

Resulta que hará como cosa de un mes que comenté con otros compañeros que me daba mucha pereza tener que apagar el ordenador cada día al final de mi jornada laboral, sobre todo cuando estoy con proyectos que requieren tener 20 ventanas abiertas con el material de trabajo más 30 pestañas en el navegador correspondiente con diccionarios, glosarios, y páginas varias de referencia terminológica o temática. Ya no por tener que andar cerrándolo todo, sino porque al día siguiente me tocaba perder un mínimo de 15 minutos por tener que andar abriendo archivos, organizando el material y configurándolo todo de nuevo. Gracias a este comentario quejumbroso, me recomendaron que utilizara el modo hibernación. ¡Y qué gran descubrimiento, señores!

Lo primero que quiero aclarar (para los que no estén demasiado puestos en el asunto, como era mi caso) (más…)