• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a 8.703 seguidores más

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Consejos para no liarla parda (III)

La entrega de hoy va dedicada a… *redoble de tambores…* ¡¡la traducción de software!! ¿Por qué? Pues porque por mi experiencia personal, es una de las especialidades más propensas a que se pueda liar parda, ya que trabajamos la gran mayoría de las veces sin contexto alguno. Podemos establecer la siguiente escala de desastre en este tipo de traducciones:

  • Si tenemos muchísima suerte, trabajaremos con una herramienta que nos permita traducir en contexto. Yo he tenido la oportunidad de hacerlo y es una gozada (pero no es la norma ni es habitual). (más…)

Consejos para la redacción de queries

Después de ver esta gran viñeta de Mox:

Quién no se ha sentido identificado con esto alguna vez...

Y un poco a modo de continuación de mi post titulado «Los archivos de ‘queries’», hoy me gustaría compartir con vosotros algunas de las cosas que he aprendido durante este año que llevo trabajando como traductora «pofesional» (sí, está escrito así a propósito).

Si en algo me ha hecho especial hincapié mi jefe durante estos 12 meses es en la forma en que debo redactar las queries para mandárselas a los clientes y que estos contesten con la mayor eficacia posible. En función de cómo las planteemos, tendremos más o menos probabilidades de que caigan en el vacío más absoluto y nos ocurra como a Mox en su tira.

Y muchos de vosotros pensaréis: «Pero si yo las queries las redacto con todo lujo de detalles y aún así no me hacen ni caso / me dan respuestas vacuas y genéricas que no responden a lo que pregunto». Pues precisamente eso es lo que tenemos que «moldear», por decirlo de alguna forma: (más…)

Los archivos de ‘queries’

Esto es, junto con las guías de estilo, algo que no se suele enseñar durante la carrera. O al menos a mí no me lo enseñaron. Sí escuchamos que «en caso de duda, siempre hay que consultar con el cliente», pero nunca nos dicen cómo hacerlo. Y como es lógico, no vamos a estar llamándolo por teléfono cada dos por tres ni vamos a estar mandando correos electrónicos sueltos continuamente, porque entonces no daríamos abasto ni ellos, ni nosotros, y además perderíamos una cantidad de tiempo impresionante por gestionar mal nuestro tiempo a base de «preguntar por sistema de goteo».

¿Cómo se soluciona entonces el «preguntadle al cliente»? Pues mediante lo que se denominan queries. Como el propio nombre indica, las queries son las consultas que tenemos que hacerle al cliente, y lo mejor para este propósito es crear un documento con cualquier programa de hoja de cálculo (más…)