• La autora

    Mi nombre es Eva María Martínez. Licenciada en TeI por la UMU en 2009, he trabajado como in-house durante más de 3 años y he dedicado otros cuantos al fansubbing. En la actualidad soy traductora autónoma y coordinadora de la Revista Traditori.

  • ¡Sígueme en Facebook!

  • ¡Sígueme en Twitter!

    • Creía que el servicio de @ASM_oficial no podía ir a peor después de algunas malas experiencias con ellos, pero veo que me equivocaba... 4 months ago
  • RSS RSS Feed

  • ¿Te ha gustado el blog? ¿Quieres estar atento a las próximas entradas? Entonces introduce aquí tu dirección de correo electrónico y haz clic en «¡Me apunto!». ¡Fácil y rápido!

    Únete a otros 8.679 seguidores

  • Coordinadora de la…

    Revista Traditori
  • ¡Los traductores NO trabajamos por cacahuetes!

    Join the No Peanuts! Movement
  • Archivos

  • Busca las entradas por categorías

  • Meta

Trados, etiquetas, texto oculto y (no más) quebraderos de cabeza

Aunque en un principio iba a crear esta entrada como la cuarta entrega de Consejos para no liarla parda, al final he decidido publicarla como un post semitécnico dedicado a las etiquetas de Trados Workbench con algunos secretillos que, aunque imagino que muchos ya los conoceréis, creo que pueden resultar muy útiles a la gente que aún está estudiando o que está empezando en el mundo de la traducción y no conoce la plena funcionalidad de las herramientas que utiliza (o que le están enseñando a utilizar).

Vamos a por la primera parada: trabajar con un documento de Word y con Trados Workbench. Existen una serie de marcas que no podemos ver pero que tendemos a cargarnos irremediablemente, lo que da como resultado una serie de problemas como que no podamos limpiar el documento o que no nos deje cerrar un segmento (o abrir el siguiente). Dichas marcas son las que os indico en la captura rodeadas en rojo:

Por supuesto, la Ley de Murphy (¬¬) dice es que cuanta más prisa llevemos, más posibilidades tendremos de cargarnos una o varias de estas marcas. ¿Cómo podemos evitarlo? Pues bien, lo que yo hago es que activo la función de texto oculto en Word, maravilla de maravillas para tenerlo todo bajo control. Esta función también es la que nos permite ocultar o visualizar el texto original de un documento bilingüe de TagEditor cuando copiamos un documento traducido con esta herramienta en un documento nuevo de Word para pasarle el corrector porque no nos funciona el corrector integrado en TagEditor (la tecla F7).

Para activar la visualización de estas marcas en MS Office 2003, solo tenéis que ir a Herramientas > Opciones > Pestaña Ver y, en la sección Marcas de formato, activar la opción Texto Oculto (primera opción de la segunda columna de esta sección):

Además, os recomiendo que activéis también las opciones Marcas de párrafo y Espacios; esta última concretamente os será de gran ayuda para evitar que se os cuelen dobles espacios y espacios después de puntos finales, que dan una impresión un tanto cochinota al texto cuando se activa su visibilidad.

En Word 2007 y 2010, la ruta sería (si no me engaña la página de ayuda de Microsoft, claro): botón de Microsoft Office > Opciones de Word > Mostrar > Mostrar siempre estas marcas de formato en pantalla > Texto oculto (activar la casilla de verificación).

Por su parte, y como segunda parada, TagEditor también puede darnos algunos quebraderos de cabeza con esto de las etiquetas, sobre todo si no lo dominamos al 100% y en especial cuando tenemos que jugar con ellas para darles la vuelta y dejar el texto meta exactamente igual que el original. ¿Cómo podemos hacerlo? Pues con cuatro botones que se pueden convertir en nuestros mejores aliados: el candado de protección de etiquetas y los indicadores de visualización del texto de la etiqueta:

También se puede acceder a la función del texto de etiqueta en View > Tag Text.

El candado de desbloqueo de etiquetas sirve precisamente para anular el bloqueo natural de las etiquetas, lo que nos permite poder eliminarlas con la tecla de retroceso igual que hacemos con el propio texto. Basta con hacer clic sobre el icono para anular el bloqueo de las etiquetas (veréis que el candado se abre y se cierra con cada clic como si de un candado real se tratara; podéis hacerlo con el segmento abierto). Si jugamos con la inserción y la eliminación, podemos cuadrar las etiquetas a nuestro antojo y crear el mismo efecto que en original sin necesidad de hacer malabares con la estructura de la frase para que nos quede todo igual que en el original.

Por otro lado, la función de texto de la etiqueta resulta también muy útil para conocer la información que encierra cada una de ellas. Yo siempre la tengo configurada como texto completo porque, de esta forma, si tengo que jugar con la posición de estas como he dicho antes a base de insertar y eliminar grupos completos de etiquetas, puedo solo tengo que fijarme en el contenido para ver que quedan exactamente igual en el texto meta que en el original. Esto puede parecer una tontería, pero cuando nos encontramos con etiquetas que encierran otras etiquetas, es imprescindible que tengamos muy claro dónde estamos colocando cada una de ellas. El efecto con la información reducida al máximo y a medio gas es el siguiente:

Con la información reducida al máximo. O mejor dicho, sin etiquetas, porque para lo que vale…

Con la información «a medio gas». Visualmente es más cómodo, pero en caso de tener etiquetas anidadas, podemos confundir el orden muy fácilmente si tenemos que modificar su posición por el motivo que sea.

Y nada, que como ya he dicho al principio, sé que esto no será la panacea para muchos de vosotros, pero espero que al menos os resulte útil a quienes desconocierais estos detalles =).

Anuncios
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Hace la tira de años que no traduzco con Trados dentro de Word. Por mucho que protejas, por mucho que vigiles, un día te despistas, haces un Ctrl+Z y la lías parda. O el Word es demasiado complejo y Trados se niega a limpiarlo. Y da igual que el cliente te pase un RTF bilingüe: hay formas de que no se entere que no has trabajado en Word.

    Una vez te acostumbras a lidiar con las etiquetas internas en TagEditor es más cómodo dejarlas contraídas y pasar el cursor por encima cuando tienes dudas de a qué se refieren (también funciona en SDLx). Otro truco para exploradores _intrépidos_ es desactivar la protección de etiquetas y de segmentos en las opciones de TagEditor: así puedes mover etiquetas externas hacia el interior de un segmento o hacer reemplazos (no masivos, claro).

    Cuando el corrector de Word le da por desactivarse en TagEditor, lo que hacía era tumbar Word con Ctrl+Alt+Supr, volver a abrirlo y pasar el corrector desde TagEditor. Pero es más cómodo, una vez traducido entero, abrirlo a las bravas (sin convertir) en SDLx y ahí pasar ortografía y gramática.

    TagEditor, a pesar de su suciedad, es mucho más limpio para trabajar que Word. Y Studio ya ni te digo.

    Responder
    • Yo Trados apenas lo uso, pero sí tenemos algún cliente que pide traducciones de documentos en RTF. Ahora bien, si puedo usar TagEditor, mejor que mejor (una de las últimas veces, Trados integrado en Word me cambiaba el formato de todos los párrafos y al final acabé usando TagEditor para ahorrarme el rollo). Y lo que dices sobre la desprotección de etiquetas, yo uso ese método porque para mí es más cómodo (muevo a mi antojo y elimino u omito las que no necesito), pero lo de dejarlas contraídas… prefiero ver toda la info y prescindir del ratón, aunque sea un coñazo por el espacio que ocupan.

      Probaré lo que dices de pasar el corrector en SDLx :P.

      ¡Saluditos y gracias por pasarte por aquí!

      Responder
  1. Herramientas multifunción: Total Commander |

¿Quieres añadir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: